La importancia de cuidarse por fuera y por dentro
La importancia de cuidarse por dentro y or fuera

¡Hola, hola! Cuando empezáis con los preparativos de la boda es inevitable que penséis en el vestido que llevaréis, qué peinado os haréis y lo bonito que será vuestro ramo de flores, pero igual o más importante es que le dediquéis tiempo a cuidaros por dentro. Si os sentís bien por dentro os veréis bien por fuera y puede sonar a tópico, pero es 100% cierto y lo sé por experiencia. Hoy quiero compartir con vosotros una época de mi vida en la que lo pasé realmente mal porque me había perdido a mi misma.

De eso hace ya más de dos años y aunque fue una etapa dura, al final lo superé y salí fortalecida. En aquel entonces, no tenía trabajo y todavía vivía en casa de mi madre. No sé exactamente cómo y porqué empezó, pero comencé a no sentirme bien, no físicamente sino emocionalmente. Estaba muy irascible y todo se me hacía cuesta arriba. La situación fue empeorando hasta que, tras pasar un verano de muchos altibajos, mi pareja me dijo que necesitaba un descanso y ahí fue cuando toqué fondo.

En ese momento decidí dos cosas: no quería seguir así y necesitaba ayuda. Empecé a ir a una psicóloga que me ayudo mucho a reconectar conmigo misma, a quererme de nuevo y a aceptarme. Aparte, empecé a interesarme por la meditación, me leí libros que me abrieron la mente y también me centré mucho en mi alimentación.

Pasado un tiempo y después de permitirme invertir tiempo en mi bienestar interior, me recuperé. Pude arreglar las cosas con mi pareja y al cabo de unos meses decidimos irnos a vivir juntos. También tomé la decisión de redirigir mi vida profesional y encontré trabajo en una empresa de eventos corporativos donde aprendí muchísimo y descubrí que la organización era lo mío. A lo que voy es que la solución pasó por escucharme, por parar un momento y ser consciente de lo que realmente quería. Muchas veces nos preocupamos por la ropa que llevamos, del coche que tenemos, de los restaurantes a los que vamos… todo eso es secundario, lo principal está en ti.

Con todo este tostón que os acabo de soltar lo que quiero transmitiros es que el día de vuestra boda debéis “preocuparos” del vestido, el maquillaje y demás, pero siendo también muy conscientes de cómo estáis por dentro. La organización de la boda va a durar meses y es posible que haya momentos de estrés o incluso de cierta tensión con vuestra pareja, por eso es tan importante que viváis todo este proceso con calma y sobretodo disfrutando. Y si necesitáis ayuda ¡pedidla! Para eso existen las Wedding Planners y para eso estoy yo aquí, para echaros una mano y hacer que la organización de vuestra boda sea algo que recordéis con cariño y no como una locura.

Sed conscientes de lo qué queréis e id dando pasos hasta llegar allí. Como se suele decir: sin prisa pero sin pausa.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Más artículos

¿Quieres casarte este 2021?

No dejes que nada se interponga entre tu y tu gran día. En un máximo de 4 meses, tu boda totalmente organizada y con un equipo de profesionales a tu servicio.