Consejos para elegir los anillos de boda

Uno de los puntos clave dentro de la preparación de la boda es la elección de los anillos, seguramente ya tendréis uno de pedida pero ahora toca EL ANILLO. Así como el resto de elementos van a ser temporales, ya que, sólo estarán presentes el día de la boda, los anillos seguirán con vosotros para siempre. Esto hace, que elegir los anillos sea una tarea muy bonita pero también que puede agobiar un poco. Como siempre digo, calma, hay estilos y opciones infinitas, así que sólo debéis tener paciencia hasta encontrar los que encajen con vosotros.

Para ayudaros un poco con esta decisión, voy a daros algunos consejos:  

Saber cual es vuestra talla

Quizá no tenga que ser el primer paso, pero es uno de los más importantes. Puede que ya sepáis cuál es la talla de vuestro dedo, en ese caso, sólo hace falta que se lo digáis al joyero encargado de hacer vuestras alianzas y listo, pero hay mucha gente que nunca se había planteado esta cuestión, así que vamos a ver cómo podéis averiguarlo.

  • Podéis ir directamente a una joyería para que os indiquen cuál es vuestra talla. Allí disponen de una herramienta que sirve específicamente para eso.
  • También existe una cinta medidora que se coloca en el dedo en cuestión, solo hay que ajustarla y gracias a la ayuda de una lupa de aumento leer cuál es la talla.
  • La tercera opción es utilizar un medidor impreso como el que encontraréis a continuación. Es muy fácil de utilizar, tan solo tendréis que colocar un anillo que ya os vaya bien encima de las imágenes y buscar cuál encaja. Si tenéis alguna duda, siempre es mejor coger la talla más grande porque a la hora de hacer alguna modificación será más fácil.

Materiales

No hay ni mejores ni peores, aquí tendréis que elegir según vuestras preferencias y gustos. Los más utilizados para este tipo de anillos son: oro, plata, platino, titanio, acero y carbono y también se pueden combinar entre ellos. Vamos a conocer un poco más cada uno.

  • Oro: es el más utilizado por las parejas, ya que es el metal por excelencia y una apuesta atemporal. Además, se puede elegir entre las diferentes tonalidades que ofrece: el oro blanco, amarillo y rosado. Otra de las grandes cualidades del oro es que es muy fácil de mantener, con un poco de agua, jabón suave y después secarlos con un trapo limpio, así vuestras alianzas permanecerán intactas.  
  • Plata: la plata de ley es una opción muy buena y un poco más económica que el oro. Se trata de un metal noble que debido a su composición (normalmente un 92% plata con 7% de cobre), es muy resistente y duradero. Requiere de más mantenimiento que el oro, ya que, con el tiempo puede oscurecerse un poco, pero la solución es rápida y fácil de aplicar en casa, un poco de bicarbonato y a brillar de nuevo.
  • Platino: mucha gente cree que el oro es el metal más noble pero no lo es. El platino es el más puro y precioso de todos, debido a su dureza y durabilidad, además de ser escaso y difícil de conseguir. Por eso, se trata de la opción más cara de todas. Aún así, si os decantáis por este material, os garantizo que vuestros anillos podrán pasar de generación en generación. Son muy fáciles de mantener (un poco de agua y jabón) y son ideales para incorporar piedras preciosas, como los diamantes.
  • Titanio: este material simboliza el amor eterno, debido a su resistencia. Es más oscuro y ligero que la plata y no se deteriora con facilidad. Aunque puede rallarse un poco, nunca se deforma y tampoco se os va a oxidar. Una de las grandes ventajas de este metal es que es antialérgico, así que si tenéis sangre de lobo corriendo por vuestras venas y sois alérgicos a la plata (o al oro), esta puede ser una muy buena opción.
  • Acero: si tenéis un presupuesto ajustado para vuestras alianzas, el acero inoxidable es la opción más económica. Quizá no es el metal más bonito, pero es de calidad y muy resistente. Demás, su mantenimiento es muy fácil, bastará con que le paséis un paño húmedo de vez en cuando.
  • Carbono: llegamos a la opción más actual y solo apta para parejas atrevidas. En este caso, no se trata de un metal sino de un elemento químico. Su rasgo más característico es el color negro y destaca por ser muy resistente e inalterable, así que si elegís el carbono para vuestros anillos no tendréis que preocuparos por su deterioro. La fibra de carbono tiene un peso hasta tres veces inferior que el acero, lo que lo hace más ligero, pero a la vez más resistente.

Son para siempre

Como ya he comentado, los anillos son el único elemento de vuestra boda que va a perdurar para siempre. Quizá el vestido pueda serviros para otras ocasiones, pero como norma general, suele ser de un solo uso. Por eso, debéis ser muy concienzudos a la hora de elegir los anillos. Tened en cuenta que os despertaréis cada día con él, así que, podéis buscar inspiración en internet, pero no os dejéis llevar por modas, elegid según vuestros gustos personales.

Dónde comprarlos

Como con otras cosas, los anillos de boda también se pueden comprar por internet, hay muchas joyerías que tienen tienda online u otras tiendas que ni siquiera tienen un espacio físico, existen muchísimas opciones. Si sois de los que tienen las cosas muy claras podéis optar por hacerlo todo vía online, si por el contrario queréis un trato más personal, para que os aconsejen y probaros los anillos in situ, lo mejor será que vayáis a una joyería. Quizá tenéis alguna que sea de confianza, esa sería la mejor opción, si no conocéis a ninguna, haced una búsqueda por internet y haceros una pequeña lista con vuestro top 5. A partir de aquí, visitad los establecimientos y ved con quién tenéis más feeling.   

Aparte de las joyerías “tradicionales”, también puede ser muy interesante buscar artesanos que se dediquen a realizar alianzas. Cada vez es más común que en estos casos, la pareja pueda participar en el proceso de creación, ya sea fundiendo el metal o realizando las grabaciones. Un recuerdo más que os acompañará para siempre y que hará que vuestras alianzas sean completamente únicas.  

Tiempo de antelación

Esta es una de las grandes dudas que tienen la mayoría de parejas y a nivel logístico podría hacerse tan solo un mes antes de la boda, aunque lo recomendable es no dejarlo para último momento. Lo ideal sería buscarlos entre tres y cuatro meses antes de la ceremonia. Yo personalmente os diría que cuanto antes mejor. Hay mucha gente que piensa que es mejor esperar a tener el vestido y traje de los novios para que combinen, pero como ya he dicho, los anillos los tendréis para siempre, así que su elección debería estar sujeta a otras valoraciones.

Personalización

Una vez más, nos encontramos ante una multitud de opciones. Podéis optar por dejarlos lisos y no añadir ninguna inscripción ni nada o, por el contrario, personalizarlos con la fecha de vuestra boda o con las iniciales de vuestros nombres. La mayoría de proveedores os van a ofrecer la posibilidad de personalizarlos y podréis escoger entre algunas opciones prediseñadas o hacer algo completamente nuevo. Vamos a ver algunas de las tendencias actuales (aunque como ya os he dicho, debéis guiaros por lo que realmente os guste y no por las modas).

Presupuesto

Y llegamos a la gran pregunta ¿Cuánto cuestan unos anillos de boda? Después de haber leído todo lo que hay que tener en cuenta para elegirlos, supongo que imaginaréis la respuesta: Depende. El precio final variará en función del material, el diseño que elijáis, del proveedor e incluso del sitio de donde seáis. Lo más importante es que os marquéis un presupuesto máximo y que busquéis opciones que se adapten a él.

Espero que esta guía os sirva para elegir vuestros anillos y si es así ¡Me encantaría que me los enseñarais! Podéis subir vuestras fotos a Instagram y etiquetarme para que pueda verlas

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Más artículos

¿Quieres casarte este 2021?

No dejes que nada se interponga entre tu y tu gran día. En un máximo de 4 meses, tu boda totalmente organizada y con un equipo de profesionales a tu servicio.

DESCARGA GRATIS

LA MEDITACIÓN GUIADA

No dejes que el estrés te impida disfrutar de la organización de tu boda. Aprende a desconectar para conectar de nuevo. 

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la meditación guiada: