Una ceremonia diferente y muy simbólica
ceremonia simbólica

Cuando pensáis en vuestra boda quizá no os encajan ni la celebración civil ni la religiosa y penáis ¿qué puedo hacer? ¿Existen otras alternativas?⁠ Pues sí, hay muchísimos tipos de ceremonias simbólicas que podéis realizar en vuestro gran día. ⁠Si os gusta el arte ¿Porqué no pintar un bonito cuadro durante la ceremonia? Tendréis un recuerdo único de vuestra boda o si os encanta la cultura celta y os habéis visto todas las temporadas de Vikingos, quizá queráis optar por el ritual celta de unión de manos.

Lo primero que tenéis que saber de las bodas simbólicas es que, como su nombre indica, no son oficiales. En caso de querer optar por esta opción deberéis firmar los papeles antes o después de la ceremonia, ya sea ante notario o casaros por lo civil antes. El día de la celebración con los familiares y amigos, podréis realizar la ceremonia simbólica que queráis y así estaréis oficialmente casados y habréis tenido la boda que mejor se adapte a vosotros.  

Vamos a repasar cinco de los rituales simbólicos más conocidos y más comunes, pero recordad que existen más y que también podéis inventaros vuestro propio ritual. Esa es la gracia y la magia de las ceremonias simbólicas.

Cápsula del tiempo

Seguro que os suena de haberlo visto en alguna película o serie. El funcionamiento es muy sencillo, durante la ceremonia cada miembro de la pareja deberá guardar en una cápsula (puede ser una caja, un pequeño cofre…) un objeto especial para él o que tenga que ver con su relación. También podéis hacer partícipes a vuestras damas de honor y padrinos o a quién queráis. El objetivo es que sean cosas que tengan un valor sentimental para vosotros y que cuenten algo de vuestra historia de amor. El día de vuestro primer aniversario de bodas abriréis la cápsula y así podréis revivir una vez más vuestro gran día.

Plantar un árbol

Para los amantes de la naturaleza es una opción muy bonita. Lo normal es realizar el ritual después de haber hecho el intercambio de votos y alianzas, pero lo bueno de este tipo de ceremonias es que se puede adaptar 100% a vosotros, así que podréis decidir cuándo queréis plantar el árbol (también puede ser una planta, un cactus, una flor…). El simbolismo de este ritual se basa en establecer las raíces de la relación y el continuo crecimiento del amor de la pareja. Como dato curioso, os contaré que esta ceremonia tiene su origen en un relato profético de Mujammad, el mensajero del islam. Según éste, se dice que la persona que planta un árbol o una semilla del mismo, será recompensada cada vez que una persona coma el fruto del árbol, repose bajo su sombra o pueda beneficiarse de cualquier forma gracias a él. Así que ya sabéis, si queréis buena fortuna ¡a plantar un árbol!

Ceremonia de la luz

La ceremonia de la luz o de la vela, no requiere mucha preparación, tan solo vais a necesitar tres velas: dos pequeñas y una grande. La idea es que cada miembro de la pareja tenga su propia vela (deben ser iguales) y en un momento de la ceremonia establecido, cada novio deberá encender la suya. Después, deberéis juntar las llamas de ambas velas para encender la vela grande al mismo tiempo, de este modo, simbolizaréis el inicio de vuestro proyecto de vida juntos.

El rito mandala

Mandala significa ‘círculo sagrado’ en sánscrito y se trata de un canal de conexión con la mente, el cuerpo y el espíritu, que de forma subconsciente conecta con la verdadera esencia y permite renacer el amor. Una opción ideal si buscáis conectar de manera más profunda el día de vuestra boda y si queréis que vuestros invitados participen activamente durante la ceremonia. En una tabla cuadrada de unos 40 centímetros se dibuja la flor de la vida y los invitados deben rellenarla con semillas (de arroz, maíz y trigo), que simbolizan la prosperidad y la abundancia y pétalos de rosa, para simbolizar el amor. Al finalizar la ceremonia, la flor de la vida se deshace y se ponen semillas y pétalos en diferentes bolsitas para que se las lleven los invitados. Sirve como recuerdo de la boda y también como recordatorio de la promesa que se ha hecho la pareja.

Ceremonia de la arena

Si estáis pensando en celebrar vuestra boda en la playa, esta es vuestra mejor opción (aunque evidentemente podéis celebrarla donde queráis). El funcionamiento es muy parecido al de la ceremonia de la luz, pero en este caso, en vez de encender una vela, vais a compartir arena. Cada uno deberá tener un pequeño tarro con arena y deberán ser de tonalidades diferentes. Podéis optar por coger arena de alguna playa que os guste y añadirle algún pigmento para que coja la tonalidad que queráis o también puede ser bonito, que tengáis dos tarros con arena de dos sitios diferentes y que sean especiales para vosotros (de algún viaje que hayáis hecho). El día de la boda, vais a verter el contenido de los dos tarros en otro más grande, para que la arena se mezcle y luego podréis llevároslo a casa como recuerdo.

Espero que os haya gustado y que encontréis la ceremonia que más se adapte a vosotros.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Más artículos

¿Quieres casarte este 2021?

No dejes que nada se interponga entre tu y tu gran día. En un máximo de 4 meses, tu boda totalmente organizada y con un equipo de profesionales a tu servicio.